domingo, 18 de octubre de 2009

Deadstring Brothers. Sala Acapulco, Gijón.


Que una banda de este calibre sólo sea capaz de meter en la mejor sala de Gijón un sábado a las 20:30 horas no más allá de 40 personas la verdad es que da que pensar. Y es curioso, porque según se leía en las crónicas de las ciudades anteriores, en Madrid y Barcelona poco más metieron. Personalmente, nos parece increible, porque con los discos que han facturado esta gente, su sonido, su directo, presentando además un excelente nuevo trabajo... En fin, mejor no intentar sacar conclusiones.

DEADSTRING BROTHERS venían a presentar su nuevo y muy buen disco "Sao Paulo". Tras verlos en febrero de 2008 como teloneros de MARAH, donde ya causaron una gran impresión, causaba además cierta curiosidad comprobar cómo se desenvolverían sin la caristmática Masha a las voces. Hay una cosa que ya minimiza un poco los daños, y es que las canciones que han facturado en sus anteriores trabajos son excelentes. Pero no puedo evitar pensar que sí se la echa de menos, por su especial voz, su presencia y su carisma, se hace algo extraño no oir la voz de Masha en "Sacred Heart" o "Get Up Jake". Pero con esos temas, con su solvencia en el escenario, ver el virtuosismo de Spencer Cullum con el pedal, es difícil no salir con una sonrisa de oreja a oreja tras haber disfrutado de un gran concierto.


No sé si tendremos la oportunidad de volver a verlos, porque la pifia de público en la gira parece que ha sido grande. Rezaremos por que sí, porque sin duda van a seguir grabando grandes discos y siempre será un placer volver a verlos. Eso sí, seguiremos alimentando un pequeño deseo, y es que vuelva Masha Marijieh, es un pequeño lujo del que no se debe prescindir.


Más fotos aquí.

sábado, 10 de octubre de 2009

Próximos conciertos de THE PROMOUTERS


Estos son los conciertos programados hasta fin de año, todos a celebrar en la sala Dom Pedro, en Gijón.

Los primeros en desembarcar, pues, son BLACK DIAMOND HEAVIES, dúo integrado por Van Campbell a la batería y John Wesley Myers a los teclados y voces. De su primera visita a Gijón, el periodista musical Chus Neira, de "La Nueva España", escribió esto, que define bastante bien lo que hace esta singular banda: Tocan gospel como si el mismo demonio estuviera oficiando la ceremonia, blues de pantano en una zona de desastre nuclear y soul empapado de ácido sulfúrico. Que nadie se llame a engaño, respetan los principios fundamentales de la música negra pero hasta tal punto que su actitud, su sonido, su forma de ver el espectáculo resulta completamente punk. Si tras esta descripción aún dudas sobre si acudir al concierto, quizás deberías echar un vistazo a alguno de los vídeos que tienen en su página de myspace.


El 18 de diciembre, es el turno del southern rock de BLACKBERRY SMOKE. Prácticamente recién salido su segundo larga duración, "A little piece of Dixie" (por si hay algún rezagado, podéis echar un vistazo a la crítica publicada en su día en el blog de Rockland), la banda de Atlanta se embarca en un tour europeo en pleno mes de diciembre, un mes antes de acompañar a LYNYRD SKYNYRD en su anual "Simple man cruise", y junto con bandas del calibre de 38 SPECIAL, MOLLY HATCHET, THE OUTLAWS, DRIVIN N CRYIN o HILL COUNTRY REVUE (sí, nos corroe la envidia, para qué vamos a negarlo).


Y, por último, el 21 de diciembre vuelven a Asturias THE HANGMEN, una banda que, sin duda merece triunfar por todo lo alto. Tuvimos el privilegio de ver a la banda de Bryan Small en la última edición del tristemente desaparecido CROSSROAD FESTIVAL, celebrado en Oviedo, donde a plena luz del día dejaron patente su poderoso directo.


No está mal para acabar el año. Eso sí, ya adelantamos que el 2010 no tiene mala pinta tampoco, pero que nada mala.

martes, 6 de octubre de 2009

The Cult. Sala La Riviera, Madrid.


Era la tercera vez en 4 años que me enfrentaba a uno de mis grupos de cabecera. Tras dos infructuosas visitas a la madrileña La Riviera no quedaba otra opción que vencer en esta última. O ese era mi mayor deseo. Y como infructuosas no quiero decir malas. Pero faltaba algo. Y ese algo era que el maestro de ceremonias se dejase de patadas voladoras, chándales e introspecciones varias y se dedicase a lo suyo. A comandar el show de rock definitivo. Y vaya si lo hizo. A priori, para muchos, el hecho de que en el concierto se fuese a interpretar en su integridad el álbum "Love" era un pequeño hándicap. Dos terceras partes de la audiencia hubieran preferido escuchar "Electric". Pero no era mi caso. "Love" es, seguramente, mi disco favorito. Esa misticidad que desprende, ese aura oscura y, sobre todo, esos diez temas como diez soles hacen que lo ponga en lo alto de la lista. Aunque a veces "Sonic Temple" se asome poderosamente desde el segundo escalafón del podio. Y con estas, allí nos plantamos. Se apagan las luces y el respetable al completo vibra y berrea ante las siluetas de los héroes de la noche. De fondo, una imagen de un indio acompañada de una intro "étnica". Y sin mas dilación atacan con "Nirvana". Muy buen sonido y ya desde el primer momento se ve que Astbury se ha dejado las chorradas en casa y viene a rockear sin más. Con un look a lo Jimbo época L.A. Woman inunda el escenario y demuestra que su chorro de voz sigue intacto despues de 25 años de la publicacion de "Love". En la primera parte del concierto desgranaron el disco en su totalidad. Una gozada. Grandes momentos como "Brother Wolf, Sister Moon", donde Ian asume su papel mesiánico y nos regala unos versos de "The End" antes de arrancar con otro de los highlights de la noche, "Rain", con el público totalmente entregado y el grupo disfrutando en el escenario. De Billy Duffy no hay nada que decir. Su guitarra habla por sí sola. Es la parte del binomio que nunca falla. Y el resto del grupo que lleva acompañándolos desde la gira de "Beyond Good and Evil" tampoco. Tempesta sigue siendo una bestia a los parches. Chris Wyse muestra un poco más de actitud que en anteriores visitas y se muestra totalmente integrado en el grupo. Y Mike Dimkitch cumple con su papel de gregario gafapasta. ¿Qué puedes decir cuando tras la fantasmagórica "Hollow Man" te apabullan con "Revolution" y "She sells Sanctuary"? Saltar, cantar y disfrutar. "Black Angel" muestra el camino hacia el principio del fin. Pero tras este antológico revival aún quedaba mecha para unos cuantos clásicos y no tan clásicos. Astbury está exultante y nos comenta que Tempesta está de cumpleaños. Y que mejor que celebrarlo a ritmo de "Electric Ocean". Una de mis favoritas y que nunca había tenido oportunidad de escuchar en directo. "Wildflower" pone la sala patas arriba. Y la que se pone patas arriba es mi cabeza cuando percibe las primeras notas de "Sun King", probablemente mi tema favorito de la banda y que raramente tocan. No words!!! A partir de ahí ya podían hacer lo que les viniese en gana. "Dirty Little Rockstar" y "Rise" actualizan el repertorio de la banda y no desmerecen ante tanto clásico. Y para rematarnos la inefable e imbatible "Fire Woman", donde Ian sigue dando la nota como en anteriores visitas cantando a medias y desluciendo el estribillo. Pero ante lo visto durante todo el show es una pequeñez que rápidamente olvido cuando cierran con "Love Removal Machine". O eso pensábamos todos mientras abandonábamos la sala. Astbury hace acto de presencia y nos regalan de nuevo "She sells Sanctuary". Hubiese preferido escuchar alguna otra joya escondida en su fabulosa e impecable discografía pero de nuevo es una minucia que no va a empañar una grandiosa noche de ROCK´N´ROLL. A la salida el consenso es total. Su mejor concierto en la península. Si Ian y Billy quieren, tenemos THE CULT para muchos años. Recemos por ello.

domingo, 4 de octubre de 2009

Eilen Jewel. Sala Acapulco, Gijón.


Es curioso el mundo este de la música. Confieso que Eilen Jewel era una absoluta desconocida para mí. Hace mes y medio, un colega de un foro colgó la primera referencia y por los comentarios (que si una mezcla entre Lucinda Williams e Imelda May) tenía pinta que debía gustarme. Encima, se anunciaba que tocaba en Gijón. Fecha señalada en el calendario ya. Tras el apabullante concierto de Dan Baird & Homemade Sin dos días antes en la misma sala, casi con la certeza de que nada ya te puede perturbar, te plantas en la sala. Además, en todo este tiempo no había tenido oportunidad de escuchar aún nada de ella. Te sale una chica menuda, con aspecto frágil, con su banda de guitarra cincuentón, contrabajo y batería, un grupo de gente que te topas con ellos en la calle y probablemente ni repararías cinco segundos. Empiezan a tocar, a desgranar canciones melancólicas en unos casos, más alegres en otros. En momentos te transportan a esos parajes tan mitificados de nuestra cultura contemporánea, el viejo oeste, carreteras interminables, montañas inalcanzables, apacibles ríos... Voz excepcional, simpatía a raudales. Va discurriendo el concierto y me sorprendo totalmente cautivado y desarmado. Quizás suene cursi, pero me imagino lo que tiene que ser que alguien como Eilen te cante, te susurre una canción con esa dulzura todos los días de tu vida. Encantadora, deliciosa... He caido rendido a sus pies. Y es una sensación muy, muy gratificante. No tardes en volver, Eilen.


video

jueves, 1 de octubre de 2009

Dan Baird & Homemade Sin. Sala Acapulco, Gijón.


Otro triunfo más... y van... Y no, no lo digo por que nos hayamos forrado con la visita de Dan Baird y sus tremendos acompañantes, Mauro, Keith y Warren. Lo digo por las caras de satisfacción de los asistentes y la propia nuestra tras disfrutar de la descarga de rock´n´roll más puro que existe ahora mismo sobre la faz de la tierra. Podéis llamarnos exagerados, pero creo que todos los que estuvimos en la sala Acapulco y todos los que presenciaron alguno de los conciertos de la reciente gira de los Homemade Sin sabemos lo que vimos, escuchamos y sentimos. No es lugar este para una crónica detallada del show, para eso ya tenemos a nuestros inefables Javi y Paula. Pero sí que podemos recoger algún detalle que engrandezca la magnitud del evento. Como por ejemplo, el ser la primera vez que organizamos un concierto en la sala Acapulco y que marcaría el devenir del show. Y no lo digo por todas las facilidades de los responsables y currelas del local, a los cuales desde aquí agradecemos los servicios prestados, esperando poder colaborar con ellos en un futuro próximo. La decoración fue el factor definitivo. En cuanto los chicos pisaron el suelo enmoquetado de la sala se sintieron inmediatamente como Elvis en Las Vegas. ¿Y cual fue su reacción? Pues pasar de set-lists y realizar un homenaje al Rey. ¿Alguien nos puede nombrar una sola banda que se ponga a improvisar temas que no han tocado en meses o años y acabar dando el show definitivo de Rock del año? Fumando esperamos. Aunque también podéis ir pensando en nombres de bandas que se lo pasen mejor sobre el escenario que el propio público que va a disfrutar del concierto. Y esto se resume perfectamente en las palabras de Dan antes de arrancar con los dos últimos temas del show:

“El concierto profesional se ha acabado. Ya os hemos dado 2 horas y 5 minutos de rock´n´roll. Esta dos últimas canciones son para nosotros”

Y aún siendo para ellos vaya si las disfrutamos. Y después sólo caras felices e incrédulas. Y eso es por lo que merece la pena seguir trayendo a bandas y seguir apostando por el rock´n´roll. Por esas ciento y poco almas que nos apoyaron en otro más de los arriesgados pasos que damos en este mundillo. Gracias por estar ahí.


P.D.: Ver a Keith Cristopher con la sala vacía bailando bachata mientras preguntaba con su sempiterna cara de borrachín si servían Absolut Vodka también engrandece la experiencia. Sobre todo por la cara de felicidad que se le puso con le dijimos que sí.





Más fotos en Flickr.